jueves, 11 de marzo de 2010

REFLEXION

Pensando en distintas situaciones que me toco vivir, pude darme cuenta de cuantas personas que hay dentro de la iglesia que no conocen a Dios o que no saben de que forma buscarle.
Hoy dia hay muchas iglesias llenas, pero de personas que no conocen a Dios y lo mas triste es que algunos ministros con el afan de tener iglesias colmadas de almas, no le interesa como estan esas vidas.
Hoy en muchas iglesias hay mensajes y estudios de la palabra que te edifican (y la verdad que esta bueno) pero para los que ya estan crecidos porque aquellos que recien llegan a la iglesia muchas veces no entienden esos mensajes escatologicos y donde se necesita estar crecido para comprenderlos, asi pasan la mayoria de los cultos con mensajes largisimos donde tambien suprimen muchas veces la ministracion que es un paso tan importante y necesario para aquellos que recien comienzan porque es ahi donde abrimos nuestro corazon a Dios y derramamos lagrimas de dolor, angustia y tristeza por lo que estamos viviendo y donde Dios en su misericordia nos limpia, venda nuestras heridas y sana nuestras emocionas maltrechas, asi suprimen ese momento tan especial no dandole lugar al Espiritu Santo sino solo a lo que el hombre puede hacer en sus propias fuerzas.
Que triste debe sentirse Jesus en esos momentos cuando ve como descuidamos a esas preciosas ovejas recien nacidas que solo necesitan amor, contension, que nos sentemos junto a ellos para explicarles sencillamente los pasos a seguir para buscar a Dios y acompañarlos en el proceso para que tengan constancia, pero hoy lo que hacemos es dejarlos que aprendan solos y hacer eso es como no enseñar a un bebe a comer, a caminar y hablar.
Es hora que la iglesia se levante en amor, en unidad y en poder no solo para enseñar la palabra sino tambien para contener, acompañar y enseñar en forma sencilla como buscar a Dios...esta es mi opinion de como veo las cosas no significa que sea la correcta
por el: Espiritu Santo.