sábado, 11 de febrero de 2012

Volvi a caer

Me lo propuse, te lo prometí, lo intenté pero volví a caer en lo mismo otra vez. Me domina y controla mis pensamientos, mis actos, mis sentimientos que ya no son míos; esta droga me mata poco a poco y, a pesar de saberlo, soy incapaz de decir NO. No tengo fuerzas ni para quejarme, ni para llorar, ni siquiera para pedir perdón por todo el daño que he hecho… soy una sombra, sin mente, sin cuerpo, con el alma muerta en el olvido… y ahí estás Tú, arrodillado ante mí, llorando por mí, sufriendo al ver en lo que me he convertido… ¡Oh Dios! ¡No llores por mí, yo no lo merezco!... pero en Tu mirada no veo decepción ni abandono, veo la certeza de que Contigo a mi lado, hoy daré el primer paso hacia mi liberación.
Del libro "Caminando con Jesús" de JDsam